Arriba está la pregunta infinita, ¿por qué nos desvelamos? ¿Por qué nos gusta pasar noches en vela por gusto? O hay veces que simplemente sucede, pero sabemos por qué. Vamos a responder algunos de estos porqués.

La razón detrás de por qué nos desvelamos puede ser voluntaria o involuntaria; existen múltiples razones y no siempre es por gusto o trabajo, los padecimientos también están involucrados en esta actividad que nos afecta y pagamos más caro de lo que creemos

Ya sabemos que desvelarnos nos trae consecuencias fuerte y hasta graves para la salud física y emocional como:

  • Menos concentración.
  • Más hambre.
  • Riesgo más alto de enfermedades.
  • Cansancio crónico.
  • Bajo sistema inmunológico.
  • Estrés, ansiedad, depresión y otros trastornos mentales y emocionales.
  • Mala memoria.

Esto entre otras cosas. Antes, se creía que nacíamos con un determinado número de neuronas y que estas no se regeneraban al morir y con el pasar de los años. Sin embargo, diversos estudios han demostrado la neurogénesis, el proceso para generar nuevas células cerebrales. Pero para que esto suceda, es necesario seguir una serie de hábitos y rutinas que ayuden la proceso.

Entre estos buenos hábitos está hacer ejercicio, la dieta saludable, dormir el tiempo adecuado y todas esas buenas prácticas y hábitos que siempre ayudan a mejorar la salud. Así que a sabiendas de que tu cerebro puede mantenerse sano y funcionando de manera correcta, sigue la eterna pregunta: ¿por qué nos desvelamos?

A continuación conocerás algunas causas:

  1. Estrés. Cuando estamos preocupados por alguna situación que atravesamo, por el trabajo del día siguiente, la entrevista, el evento o cualquier cosa preocupante o apremiante e inmediata que está pasando, invariablemente el estrés y los nervios no te permitirán dormir temprano y seguramente estarás despierto hasta muy tarde. Esta es la causa más común de desvelo o insomio.
  2. Dolor crónico. Las enfermedades que causan dolor permanente como fibromialgia, artrosis u otros suelen domir mal o de plano no pueden conciliar el sueño.
  3. Gastritis o agruras. El reflujo grastroesofágico o agruras no permite dormir adecuadamnte. Arde la garganta, te da tos, se hacen flemas, se inflama el estómago y en general causa molestias con las que van a suceder dos cosas: terminarás sentado con miedo de dormir por la sensación que causa o te levantarás a caminar o buscar algo que calme la situación. Terminarás al día siguiente cansado, desvelado y con la garganta ardiendo.
  4. Apnea de sueño. Sucede cuando dejas de respirar al dormir. La mayoría de las personas no se dan cuenta, pero esto afecta la calidad del sueño provocando un efecto muy parecido al de desvelarse. Sucede de manera más frecuente en personsa con sobrepeso debido a la presión que causa domir boca arriba.
  5. Síndrome de piernas inquietas. Este síndrome se caracteriza por una sensación de hormigueo en las piernas cuando está en reposo. Como es muy molesta, quienes lo padecen se caracterizan por padecer de insomnio. Además de visitar al especialista, es importante que quien lo parece no tome café, alcohol o bebidas estimulantes, tenga una rutina de sueño y realice ejercicio.
  6. Condiciones ambientales. Demasiado calor, frío, luz o sonidos pueden impedir conciliar el sueño. Por eso es importante el cuarto templado, aislado de corrientes, luz y lo más posible del ruido.
  7. Ir al baño. Tener que ir muchas veces al año no necesariamente significa que alguien tomó demasiada agua, a veces es síntoma de otras cosas como: medicamentos, infecciones en vías urinarias, los ciclos hormonales, el embarazo o la incontinencia.

Esas son las causas más comunes que no nos dejan dormir en las noches. Sin embago, hay una más que tiene más que ver con nuestros hábitos y merece mención aparte:

  • Revenge bedtime procrastination. No es un término muy conocido en español, pero podemos darle una interpretación muy sencilla al español; es cuando por falta de tiempo, por el trabajo y todas esas múltiples ocupaciones y tareas que hacemos durante el día no nos queda tiempo suficiente para hacer algo que nos gusta. Así que tomamos revancha en la noche y vemos a serie que queremos, la película, hacemos la manualidad, leemos, armamos el rompecabezas o jugamos con el celular. Así de sencillo.

Esta forma de desvelarse tal vez es la más peligrosa puesto que lo hacemos por gusto y no por preocupación o algún padecimiento; se hace por gusto y esto significa desgastar el cuerpo y cerebro a sabiendas de los graves problemsa que podríamos tener a futuro.

Pero bueno, ahora puedes responder sin miedo la pregunta de por qué nos desvelamos o por qué nos gusta desvelarnos y en el camino, descubrirás si te desvelas y por qué está sucediendo.

¿Por qué nos desvelamos? Las razones detrás del insomnio

compartir: