Meditación con propósito: Yo quiero, yo puedo

 

La meditación con propósito puede generar claridad y enfoque que renuevan la mente. Esto crea espacio para nuevas ideas e inspiraciones a partir de las cuales se puede florecer. Esto puede impulsarnos a lograr grandes cosas y sentirnos con más energía.

Cuando pensamos en la meditación con propósito, la mayoría de nosotros la consideramos como una herramienta para ayudarnos a enfocar nuestros objetivos, pero es mucho más poderosa que eso.

La meditación es una herramienta para la mente, pero se usa para mucho más que la relajación.

 

¿Qué es la meditación con propósito?

Hay muchas maneras diferentes en que podemos meditar, y como es una práctica personal, probablemente hay cientos de maneras en que podemos hacerlo. Los principales tipos de meditación son: meditación consciente cuando nos enfocamos en una cosa específica en nuestras mentes o en un objeto. Podría centrarse en nuestra respiración, centrarse en un pensamiento particular o una sensación en nuestro cuerpo, o centrarse en un objeto como una vela encendida.

Otro tipo de meditación es cuando nos damos cuenta de todo lo que sucede a nuestro alrededor sin reaccionar de ninguna manera, literalmente estamos viviendo el momento y volviéndonos ‘conscientes’.

Otro gran tipo de meditación es la meditación guiada cuando nos guían a través de una escena en nuestras mentes que nos ayudará a alcanzar un resultado específico, como ser más seguros, estar más motivados o ayudar a dejar los hábitos.

Tu cerebro y meditación

Incluso después de su primera sesión de meditación, algo notable comienza a suceder en su cerebro.

Sin ser demasiado científico con usted, todas las áreas de su cerebro comienzan a disminuir, reduciendo la cantidad de estimulación e información que recibe el cerebro. Estamos constantemente bombardeados con información que todos nuestros sentidos están captando y retroalimentando al cerebro; La meditación ayuda a ralentizar la información que recibimos, lo que nos ayuda a reducir el estrés, inducir la relajación y mejora el enfoque y la concentración.

Yo quiero, yo puedo

Entonces, ¿cómo puede ayudarnos la mediación a mantenernos más motivados en la vida?

La motivación se puede definir como un proceso que guía nuestros comportamientos y acciones para alcanzar un resultado específico. Es lo que sucede cuando leemos un libro de conocimiento, cuando asistimos a seminarios para aprender, cuando bebemos para calmar nuestra sed o iniciamos un negocio para convertirnos en nuestro propio jefe.

Necesitamos ese sentimiento de motivación para impulsarnos en la vida, alcanzar nuestros resultados, superar nuestros límites y salir de nuestras zonas de confort para crecer, mental y espiritualmente.

 

7 maneras en que la meditación con propósito puede ayudarte a lograr tus objetivos

1. Enfoque. La meditación con propósito es una de las mejores herramientas para ayudarte a mantenerse enfocado. El uso de la meditación guiada aumentará su enfoque aún más en un resultado específico en la vida. Esto nos ayuda a mantenernos motivados para alcanzar nuestros resultados.

2. Concentración. Estamos constantemente bombardeados con distracciones, que pueden hacer que nuestros niveles de concentración bajen. La meditación con propósito ayuda a mantener altos nuestros niveles de concentración. Como la concentración está inextricablemente vinculada a la motivación, la meditación aumenta nuestros niveles de motivación para mantenernos tomando medidas para alcanzar los resultados deseados.

3. Relajación. Todos conocemos la sensación de estar tensos y nuestras mentes corren a cien millas por hora. Cuando estamos en un estado de alerta constante, es difícil relajarse y concentrarse en una cosa a la vez. Cuanto más te relajes, más enfocado estarás, lo que a su vez significa más motivado estarás.

4. Reduce los niveles de estrés. A medida que comenzamos a relajarnos, comenzamos a reducir el estrés que sentimos en nuestros cuerpos y nuestras mentes. ¿Alguna vez ha tenido la sensación de que las cosas se están poniendo encima de usted y parece que no puede avanzar ya que hay mucho que hacer? Eso se llama estrés, y no es bueno para tu mente o tu cuerpo. La meditación con propósito relajará tu cuerpo y tu mente, manteniendo altos tus niveles de motivación, también existen diferentes ejercicios de relajación para reducir el estrés.

5. Reduce la depresión. La depresión es causada por un sentimiento de desesperanza, y tendemos a pensar que no hay esperanza en nuestro futuro. La meditación con propósito es una excelente manera de cambiar nuestros patrones de pensamiento y romper el patrón del pensamiento habitual de pesimismo. Esto, a su vez, aumentará nuestra motivación para actuar.

6. Incrementar el estado de felicidad. Cuando somos felices, confiamos en nosotros mismos y en nuestras habilidades, lo que nos mantiene avanzando para alcanzar nuestros resultados en la vida. La meditación con propósito libera más de nuestras ‘hormonas de la felicidad’. Esto es como un efecto de bola de nieve, y las pequeñas cosas que solían llegar a nosotros, ya no son un problema y continuamos, teniendo cada vez más confianza en nuestras habilidades.

7. Más materia gris. La meditación con propósito se ha relacionado con grandes cantidades de materia gris en el hipocampo y las áreas frontales del cerebro. Un estudio llevado a cabo el Hospital General de Massachussets y el Instituto Tecnológico de Massachusets, evidenció que la práctica de la meditación de forma regular puede aumentar la cantidad de sustancia gris de nuestro cerebro. Esto también ayuda a mantenernos motivados y más inclinados a alcanzar nuestros resultados más rápido.

Meditación con propósito: Yo quiero, yo puedo

compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *