Aunque puede que todavía no lo sepas, tu cerebro es una máquina maravillosa que posee trucos y atajos que puedes usar a tu favor para mejorar tu rendimiento y tu estado de ánimo, solucionar problemas o facilitar la aparición de sensaciones positivas.

Con el tiempo y la práctica, la mentalidad positiva se convertirá en hábito y podrás ver el cambio. No solo tendrás una actitud positiva frente a la vida, sino que prácticamente todos los aspectos de la tuya mejorarán increíblemente.

 

Reflexiona

Al final de cada día, toma un momento para reflexionar sobre los pensamientos y acciones que tuviste a lo largo de él. Evalúa si fueron positivos o no y, si no lo fueron, piensa qué podrías hacer para cambiar esa respuesta de ahora en adelante.

Identifica que aspectos de tu vida y/o carácter quieres mejorar

La reflexión diaria ayudará a que identifiques cuáles son las áreas en las que debes trabajar en tu proceso para cultivar una mentalidad positiva. Todos tenemos cosas que podemos mejorar y el auto conocimiento es muy importante en nuestro crecimiento.
Es imprescindible trabajar en nosotros mismos para conseguir el futuro que realmente deseamos.

Confía en tí, y trátate con amor

Solo nos sentimos confiados cuando sabemos que somos capaces de hacer algo bien. Pero para hacer algo bien, necesitamos intentarlo una y otra vez.

Si nunca intentas algo nuevo o solo lo haces una vez, no sabrás con certeza si eres bueno o no en eso. La mayoría de las habilidades requieren de tiempo y de práctica para desarrollarse. Cuando más practiques algo, te sentirás más seguro al respecto.

Quiérete

Debes tratarte con el mismo cariño y tacto con el que tratas a los que más quieres. Por favor no te denigres y tampoco permitas que otros lo hagan. Trabaja para cambiar lo que no te gusta de ti.

Busca la forma de motivarte si sientes que lo necesitas. Y cuando te lleguen esos pensamientos negativos respecto a ti mismo, mejor enfócate en todas tus virtudes.

Cuida tu salud

Hacer ejercicio físico es parte de querernos. Lo leemos y escuchamos por todos lados, pero la mayoría de nosotros no lo tiene instTilado en su día a día.

Lo mismo te digo con el tema de alimentarte sanamente. la realidad es que si consumimos todas las vitaminas, proteínas y minerales que nuestro cuerpo necesita nuestro estado de ánimo mejorará muchísimo y además aumentaremos nuestra energía.

Ríe más

Reír es terapéutico e incluso existe actualmente la “terapia de la risa”. Si intentas aplicar el buen humor en tus situaciones cotidianas, ¡vivirías más tranquilo y feliz! Es muy importante aprender a reírnos de nosotros mismos de vez en cuando, y a no tomar todo tan en serio.

Guarda cada día un ratito para tí

Estamos acostumbrados a sacar tiempo de donde no tenemos para todo y para todos y, sin embargo, no lo sacamos para nosotros mismos. Siempre anteponemos el trabajo, la familia, los compromisos sociales, nuestras mascotas y muchísimas veces nos olvidamos de nosotros mismos.

Cada quien es responsable de su felicidad y que la misma debe tener prioridad sobre el resto de las personas o cosas.

Si disfrutas de la mayoría de lo que haces durante el día y luego descansas adecuadamente, es seguro que notarás cómo tu positividad estará mucho más presente en tu vida.

Lee, escucha música, baila y canta bajo la ducha a grito pelado

Leer, escuchar música, bailar y cantar, te desconectan del mundo, te evaden de la realidad. No solo es algo que te entretiene, sino que es una terapia de enajenación que hace que tu organismo se oxigene, pus liberas miedos y energías negativas.

Si pones en practica los consejos que te mencionamos, lograras ser mas feliz en la vida.

Hackear tu cerebro para ser más positivo
compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *