Seguir hábitos saludables no sólo es bueno para las personas con algún padecimiento mental y físico; es bueno para todos y promueve la salud.

woman in gray turtleneck long sleeve shirt

Pero los hábitos saludables no siempre son bien recibidos o practicados debido a la creencia de que son difíciles de adquirir o adaptar a un estilo de vida. Sin embargo, esto no es así, ahora mis verás lo fácil que es tener hábitos sanos especialmente si sufres trastorno como la ansiedad.

Introducir estos hábitos mejorará tu vida incluso sin que te des cuenta y te sentirás mucho mejor. Cosas tan simples como una caminata al día, pueden incrementar tus niveles de serotonina y hacerte sentir con mucha más tranquilidad.

Pero para las personas que tienen un padecimiento crónico de ansiedad, adoptar estos hábitos puede ser todo un reto debido a los mismos síntomas de la enfermedad. Estos hábitos saludables no son reemplazo de las terapias o el medicamento, pero son un buen complemento y acompañamiento para quien necesite un empujón extra.

¿Cuáles son estos hábitos increíblemente normales y fáciles, pero efectivos que ayuda a recudir la ansiedad?
  1. Comer de manera saludable. Integrar todos los tipos de alimento te ayuda a adquirir nutrientes y sustancias calmantes naturales que le benefician a tu cuerpo y mente.
  2. Practicar comer con conciencia plena. Es decir, come cuando tengas hambre, que sean porciones pequeñas, da gracias por tu comida, sé súper consciente de las cosas que llevas a tu boca, saboréalas, da pequeñas mordidas, mastica lo suficiente y come sólo hasta que te sientas satisfecho, no más. Cuando comes de esa manera, forzas a tu cerebro a concentrase en el momento y nada más, eso te regresa al presente y te calma.
  3. Dormir importa mucho. Ya lo sabemos, cuando dormimos, nuestro cuerpo regenera sus funciones, procesos y las células mismas ayudándote a mantener tu salud física y mental. La falta de sueño mantiene a tu cuerpo estresado y eso más tarde detona la ansiedad.
  4. Ejercitarse diario. Esta es una de las mejores formas de reducir la ansiedad sin medicamentos. La famosa serotonina es liberada cuando realizamos actividades físicas y nos hace sentir más positivos, plenos, activos y satisfechos. Dar el primer paso es difícil, pero una vez que empieces, terminarás. Intenta hacer 30 minutos al día y notarás el cambio. Caminar, hacer quehacer, subir escaleras pueden ayudarte mucho.
  5. Aprender a expresar tus emociones. Mantener las emociones en el cuerpo atrapadas causa enojo, tensión, irritabilidad y termina detonando la ansiedad. Siempre hay formas de expresarlas adecuadamente como cantar, caminar, correr, hablar, escribir, llorar o ir a terapia. Lo que no es bueno y no sirve, es dejarlas dentro de la cabeza.
  6. Organízate. Organizar y limpiar tu lugar de trabajo, habitación o casa es como organizar tu cabeza y te ayuda a prevenir ataques de pánico concentrándote en otra cosa y despejado posibles detonantes. Puedes hacerlo haciendo listas de pendientes y prioridades, llevar un diario, hacer el menú de comida de la semana, ordenar una habitación, lavar la ropa y guardarla en su lugar, etc.
  7. Simplifica tu vida. La ansiedad es un sentimiento avasallador, enorme en el que sientes el peso del mundo y de lo que pasa en tu espalda. Debes aventar todo eso y vivir más simple, por ejemplo: deja de querer ser perfecto, dile “no” a lo que no quieras hacer, no te compares, no seas demasiado autocrítico, etc.

woman in pink jacket and blue denim jeans standing on dock during daytime


Estos hábitos saludables seguramente ya forman parte de tu vida de una u otra manera, pero cuando padeces ansiedad en cualquiera de sus formas, es mejor adoptarlos de manera permanente y ser constante para lograr un verdadero cambio en el estado de ánimo. No son difíciles y te puedes adaptar a ellos fácilmente.

 

compartir: