¿Dónde meditar? ¿Por qué es importante elegir un buen lugar para hacerlo?

El lugar que elijas para llevar a cabo tus ejercicios de meditación puede influir significativamente en el resultado de los mismos. Tanto si te dispones a realizar meditación guiada como si lo haces por tu cuenta, es crucial tener en cuenta algunos aspectos. Es importante elegir un buen lugar para saber Dónde meditar.

El silencio es clave

La meditación implica sumergirnos en un momento de introspección, donde estamos solas con nuestros pensamientos, emociones, deseos y sentidos. Por lo tanto, para meditar dentro o fuera de casa, lo primero que necesitas es un lugar silencioso y tranquilo. No tiene que ser sofisticado, simplemente debe ser un sitio en el que te sientas segura para explorar tu mente y sensaciones.

Lugares para meditar dentro y fuera de casa

Si te sientes preparada para hacer una meditación guiada o meditar por tu cuenta, es momento de buscar un buen lugar. A continuación, te ofrecemos algunas opciones tanto dentro como fuera de casa:

Habitación para meditar

Puedes destinar uno de los cuartos de tu casa o departamento a la meditación. Asegúrate de mantener este lugar siempre limpio y ordenado, ya que esto te ayudará a relajarte y concentrarte mucho mejor. Si el espacio es reducido, una zona dentro de una habitación o la estancia puede ser suficiente. Decora este espacio con muebles, colores y plantas que te resulten agradables y transmitan comodidad y relajación. Elementos como el incienso, velas o aceites también pueden ayudar a crear una atmósfera propicia para la meditación.

Terraza, patio o balcón

Una alternativa para meditar al aire libre sin salir de casa son los patios, terrazas o balcones. Te recomendamos realizar tus ejercicios de meditación al amanecer, justo antes de que la ciudad se llene de ruido. Observar la salida del sol transmite una sensación de calma, tranquilidad y vida. También puedes meditar al anochecer, antes de dormir, lo cual tiene beneficios para tu salud.

Jardines

El contacto con la naturaleza puede hacer toda la diferencia al momento de meditar. Si es tu primera vez, te recomendamos hacer una meditación guiada para evitar distracciones del exterior. Puedes meditar en el jardín de tu casa, un parque cercano o incluso un bosque. El estar rodeada de aire fresco y el canto de las aves te ayudará a entrar en armonía con tu entorno y contigo misma.

Fuentes, ríos o arroyos

El sonido del agua corriendo ayuda a calmar la mente e inspira a centrarte en el aquí y ahora. Al meditar cerca del agua, tu corriente de pensamiento fluye a la par del líquido, de forma continua y sin obstáculos. Así, cada idea que llegue a tu mente, podrás observarla irse sin juicios, rechazos ni preocupaciones mientras tú te quedas en el presente.

Templos o lugares sagrados

¿Dónde meditar? 5 lugares ideales

Quizá te pueda interesar: “Aceite esencial de lavanda: ¿Para qué sirve y cómo usarlo?

No es preciso profesar una religión para meditar en un templo o lugar sagrado. Estos lugares suelen ser ideales para la meditación, ya que son muy silenciosos y pensados para la introspección. Puedes buscar un lugar cercano a tu casa con una atmósfera serena en la que te sientas cómoda.

Ahora bien, si deseas ir un paso más allá, puedes unirte a grupos de meditación colectiva. Aquí hay algunos estudios de meditación en la Ciudad de México, que podrían resultarte útiles.

Recuerda que el lugar para meditar es una elección personal, busca el que más te conecte contigo misma y te permita disfrutar plenamente de esta valiosa práctica para tu bienestar mental y emocional.

compartir: