Cómo Desinfectar y Lavar Almohadas: Consejos para un Hogar Saludable

Desinfectar y lavar las almohadas regularmente es esencial dentro de nuestra rutina de limpieza en casa. Las almohadas pueden convertirse en un caldo de cultivo para ácaros y otros microorganismos nocivos que podrían causar problemas respiratorios o alérgicos si no se mantienen adecuadamente limpias.

A continuación, te presentamos algunos consejos efectivos para mantener tus almohadas limpias y libres de patógenos:

Consejos para Desinfectar y Lavar Almohadas

Bicarbonato de Sodio + Vinagre: En un recipiente, mezcla la mitad de bicarbonato de sodio y la mitad de vinagre con agua. Aplica esta solución sobre la superficie textil de la almohada. Además de desinfectar, este método ayudará a recuperar el blanco original de tus almohadas.

Agua Caliente + Limón: Diluye el jugo de 6 limones en 2 litros y medio de agua caliente. Sumerge tus almohadas en esta mezcla, lo que no solo las desinfectará, sino que también les proporcionará un aroma fresco y agradable.

Bicarbonato de Sodio + Aceite de Tea Tree: Agrega alrededor de 10 gotas de aceite esencial de tea tree a media taza de bicarbonato de sodio. Utiliza un paño sumergido en esta mezcla para limpiar la superficie de la almohada. Posteriormente, puedes dejar que se seque al sol. Este método es especialmente útil para desinfectar y refrescar la almohada.

Agua Oxigenada: Si deseas eliminar manchas específicas de tus almohadas blancas, puedes aplicar agua oxigenada directamente sobre la mancha. Este método no solo desinfectará, sino que también ayudará a eliminar manchas de manera efectiva.

Mantener tus almohadas limpias no solo contribuirá a un hogar más saludable, sino que también te brindará una sensación de frescura y limpieza. Descansarás de manera más placentera y conciliarás el sueño de forma más rápida y sencilla en un ambiente limpio y libre de alérgenos.

compartir: