Combate el coronavirus con meditación

El coronavirus está provocando un gran incremento en el malestar emocional de la población por la incertidumbre que se genera por la rapidez del contagio de este virus.

Generalmente, el miedo es una emoción desagradable, pero muy saludable, necesaria y adaptativa. Sin embargo, el miedo intenso y extremo que esta pandemia ha generado lleva a un bloqueo emocional que lo que hace, en muchas ocasiones, es paralizarnos. La consecuencia es que nos anula la capacidad de reaccionar o de buscar soluciones o alternativas que nos ayuden a estar mejor.

Esta pandemia nos ha tomado sorpresa en la era de la tecnología y las redes sociales y mucha información que están llegando no están bien contrastadas ni proceden de fuentes rigurosas. Por este motivo, es fundamental mantener el buen estado de ánimo, la calma y la tranquilidad, así como consultar solo información contrastada sobre este nuevo brote de coronavirus.

Ahora bien, ¿Cómo dejar de pensar constantemente en el coronavirus? Tengas o no tengas experiencia previa con la meditación, esta se puede convertir en una gran aliada durante estas semanas de incertidumbre y confinamiento.

Se han documentado amplia mente los beneficios de la meditación, entre los cuales figuran algunos buenos antídotos contra la pandemia del coronavirus y una buena gestión de este momento excepcional. ¿Quieres comenzar a practicar? Los siguientes ejercicios son recomendados por muchos psicólogos y lo mejor es que solo te tomarán cinco minutos. Solo tienes que focalizar tu atención y si algo te desconcentra no pasa nada. Suelta ese pensamiento y de nuevo centra tu atención en el objeto:

Puedes meditar cómodamente en casa. Sólo necesitas dedicarle 5 o 10 minutos al día -idealmente por las mañanas, justo después de levantarte- y sentarte cómodamente en un lugar de tu casa lo más tranquilo posible.

 

  • Barrido corporal.

Busca una posición cómoda y haz un repaso de todo tu cuerpo, prestando atención y siendo consciente del estado y la posición de cada parte.

  • Respiración.

Pon atención a la respiración en cada uno los pasos de su proceso. Ser consciente de la inhalación, de la sensación del aire entrando por la nariz, llenando los pulmones y saliendo por la boca.

  • La vela.

Enciende una vela y centra tu atención en la llama. Observa su movimiento, su cambio y sus colores.

  • Baño o ducha.

En el momento del baño o ducha, presta atención a la sensación que se produce cuando el agua toca tu piel, sé consciente de la temperatura del agua, la intensidad, etc.

  • Bebida.

Este ejercicio consiste en tomar una bebida con consciencia plena. Esto significa en primer lugar observarla, tocarla, escucharla, saborearla y beberla prestando atención.

Combate el coronavirus con meditación
compartir: