El autocuidado es una actividad o serie de acciones que los demás pueden creer que es egoísta o no considerado, por eso dejamos nuestro cuidado personal al final de la lista.

Autocuidado: cómo afecta tu salud mental y física

Sin el autocuidado, nuestras relaciones interpersonales se verían seriamente afectadas; querernos a nosotros mismos es el primer paso para querer y poder relacionarnos con los demás.

Cuando evades que debes cuidarte, haces a un lado tus necesidades personales y esto afecta tu autoestima y amor propio. El autocuidado promueve una relación fuerte y sana contigo mismo, crea sentimientos positivos y confianza.

Cuidarte a ti mismo también promueve relaciones sanas con tus seres cercanos y familia al hacerles notar que si te sabes cuidar de ti mismo, ellos pueden y tienen el deber de hacerlo también, de darse el tiempo para hacerlo.

Algunas de las siguientes actividades te darán ideas para tu autocuidado físico, emocional, espiritual, intelectual, social y sensorial. Aplica las que sientas que se ajustan a ti:

Autociodado emocional:
  • Pintar.
  • Tocar un instrumento.
  • Ejerecitarte.
  • Hacer un acto de generosidad.
  • Bailar mucho.
  • Escribir.
Autocuidado espiritual:
  • Meditar.
  • Un paseo por la naturaleza.
  • Ir a la iglesia.
  • Escribir en un diario.
  • Limpiar tu cuarto o espacio de trabajo.
  • Crear un tablero de visualización.
  • Sonreír.
Autocuidado social:
  • Pasar tiempo con tu familia.
  • Conocer a alguien nuevo.
  • Pasar tiempo con tus amigos.
  • Pedir ayuda cuando lo necesites.
  • Tener una cena familiar.
  • Tener redes sociales sanas.
Autocuidado sensorial:
  • Poner una vela aromática.
  • Escuchar música agradable.
  • Ver una película.
  • Cocinar algo diferente.
  • Comprarte flores.
  • Toma el sol.
  • Comer tu comida favorita.
Autocuidado intelectual:
  • Leer.
  • Aprender un idioma.
  • Tomar un curso.
  • Aprender una nueva habilidad.
  • Hacer sudokus, crucigramas, etc.
  • Escuchar un podcast.

¿Ya se te ocurrieron más cosas? El autocuidado no es más que consentirte de vez en cuando con las cosas que te gustan, quieres o quisieras aprender o hacer. No es malo y mucho menos egoísta; es una actividad que te mantendrá equilibrado en las diversas facetas de tu vida.

Autocuidado: cómo afecta tu salud mental y física

compartir: