Aceptación radical: El arte de aceptar

Asimilar alguna situación o acontecimiento es una de las puertas de salida al sufrimiento que en ocasiones podemos tener.

La aceptación consiste en dejar de resistirnos a ciertas experiencias de vida para poder fluir con mayor armonía, salud, bienestar y felicidad en la vida.

La aceptación radical  es la disposición a descubrirnos tal como somos y vivir nuestra vida como es. (Tara Brach, en su libro Aceptación Radical 2014).

Otros autores como Marsha Linehan definen el termino como: asimilar lo que te toca vivir a pesar de que no te guste o estés de acuerdo.

Esta autora divide la aceptación radical en tres fases:

  1. Aceptar que la realidad es como es.
  2. Aceptar que la situación que provoca tu dolor tiene una causa.
  3. Aceptar que la vida merece la pena aún si conlleva sufrimiento.

Estas fases parecen muy fáciles de hacer pero cuando lo llevamos a la practica puede resultar un poco difícil.

En ocasiones, olvidamos que las situaciones difíciles también son parte de nuestra vida y nuestro crecimiento por ello debemos agradecer por lo bueno y lo malo.

Algunas veces cuando no entiendes el porque de las cosas solo las ignoras, pero al final siempre regresan y no de la mejor manera.

Por ello, comprender este tipo de situaciones te ayudará a tolerar el sufrimiento que pueden traer consigo a tu vida.

Pues en la vida nos pasamos dando vueltas y vueltas a cosas que no podemos controlar y nos frustramos por no saber como dejarlas ir.

Mientras más rápido asimiles que las cosas pasan por una razón, será más sencillo será para ti entender el contexto en el que te encuentras.

Una buena forma de comprender las situaciones o emociones desagradables, es mediante la practica de la meditación.

En conclusión, cuando eres consiente de la asimilar todo lo que pasa en tu vida, ya se bueno o malo comprendes el significado de “El arte aceptar”.

Aceptación radical: El arte de aceptar

compartir: