9 EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN

PARA RELAJARTE

Con ella no sólo vivimos y mantenemos nuestras funciones vitales, cuando tu respiración llega a otro nivel practicándola de diferentes formas te darás cuenta que es muy beneficiosa para tu salud porque no sólo te relaja; alivian el estrés, son auxiliares para conciliar el sueño e incluso pueden controlar la ansiedad generada por momentos de tensión.

 

La respiración consciente, a diferencia de la respiración superficial o “normal” te conecta con tu cuerpo y mejora tu estado de ánimo. Este tipo de respiración se asocia con el mindfulness  y sus beneficios  son:

  • Ayuda a relajarte.
  • Te permite controlar las emociones.
  • Mejora tu concentración.
  • Mejora la oxigenación de tu cuerpo.
  • Aumenta la circulación.
  • Fortalece los pulmones.

Si quieres practicarla,  estas 9 técnicas serán tus mejores aliadas:

  1. Inhalación profunda. Sólo tienes que inhalar y exhalar por la nariz.  Primero pega tu lengua al paladar superior y sentirás como se hace una hendidura, luego inhala por unos segundos todo el aire que puedas y sostén tu respiración, exhala y sostén nuevamente. Practicando este ejercicio aumentará tu capacidad pulmonar, practica por al menos 5 minutos.
  2. Inhalación por tiempos. Esta técnica lleva tiempos de respiración comenzando por 4 segundos. Por ejemplo: Inhala 4 segundos y exhala otros 4 con ritmo. Luego por 5 segundos, 6  hasta llegar a 7 segundos.
  3. Respiración para emociones fuertes. Cuando las cosas se ponen intensas, necesitas sacar todo eso que te agobia para desahogarte y tener paz. Para ello, practica este ejercicio de respiración: inhala por la nariz y  exhala por la boca como si dijera  “AAAAAAAA”, es decir alagar la exhalación formando con tu boca la pronunciación de la A.
  4. Respiración abdominal. Inhalar por la nariz unos 4 segundos y mantén el aire durante unos segundos, expúlsalo por la boca suavemente. El chiste de ese ejercio es que lleves la respiración a tu abdomen y no solo a los pulmones. Para comprobarlo, pon tu mano sobre tu abdomen y si sientes como sube y baja con cada respiración, lo estás haciendo bien.
  5. Respiración completa. Esta técnica se caracteriza por una respiración profunda abdominal; Exhala profundamente y como en el ejercicio anterior, lleva el aire a tu abdomen y exhala suavemente. La idea es que sientas subir y bajar tanto tus pulmones como tu abdomen.
  6. Respiración alternada por las fosas nasales: Tapa una de las fosas nasales y respira por la libre, antes de exhalar, destapa la que escogiste y exhala por ambas. Repite el ejercicio con la otra fosa y alterna las veces que quieras. Esto sirve para calmar tu mente.
  7. Respiración para controlar el enojo. Este ejercicio de respiración es simple, pero efectivo: Exhala con fuerza: saca todo el aire de tu cuerpo y luego inhala suave y tranquolamente. Esta técnica también la puedes repetir las veces que quieras hasta que te calmes.
  8. Respiración guiada. Esta técnica requiere una guía, como por ejemplo los ejercicios de meditación en los que se practica la respiración consciente y plena.
  9. Respiración de fuego. Primero realiza una inhalación lenta, luego exhala rápidamente y repite. Esto servirá para generar una contracción muscular.

Empieza por el que quieras o realiza estos ejercicios de acuerdo a como te sientas o sea tu día. No te desesperes si a la primera no sale, ya sabes que la práctica hace al maestro y cuando menos lo esperes, practicarás estos ejercicios en cualquier momento del día para sentir más en paz contigo con tu alrededor. Este ejemplo te puede ayudar a entender cómo puedes practicar ejercicios de respiración y, si quieres, encontrarás muchísimos más para hacer el inicio de tu aventura mucho más fácil.

9 ejercicios de respiración para relajarte

compartir: