¿Quieres aprender a gestionar tus emociones de manera inteligente?

Canalizar nuestras emociones es la clave para mantener el equilibrio y la paz. Con ello, logramos una fuerza positiva en nuestra vida y evitamos que nuestro mundo emocional nos consuma energía.

Cuando nuestras emociones logran conviven en equilibrio llegamos a ser más productivas, más creativas y por ende más felices.

Con las emociones en armonía somos capaces de trazarnos objetivos y lograrlos. De mantener relaciones saludables con los demás y poder dar lo mejor de nosotras mismas.

Es por eso que es de gran importancia el aprender a gestionar nuestras emociones.Y aquí hay cinco claves para lograrlo:

1. No hay emociones negativas

Las emociones tienen una razón de ser. Entonces, no cometas el error de catalogarlas en el grupo de “buenas” o “malas”.

Simplemente hay que aprender a gestionarlas, para que que sepas interpretar el mensaje que te está transmitiendo cada una. Son tu guía para saber qué es lo que está sucediendo y que debes hacer al respecto.

 

2. Permítete sentir cada una de tus emociones

Las emociones existen por una razón, por lo tanto, reprimirlas es la peor manera de gestionarlas, ya que pueden regresar y de manera negativa.

Entonces, aceptar lo que sientes es lo más sano y será mucho más fácil gestionar tus emociones. De no hacerlo solo te generas confusiones innecesarias.

 

3. Obsérvalas 

Para observar tus emociones lo ideal es que te preguntes “¿qué es lo que estás sintiendo?” .

Cuando tengas claro que es lo que estás experimentando será más fácil llegar a a comprender el por qué de esas emociones.

Cuando aceptas una emoción no quiere decir que la estés alimentando, significa que la aceptas para observarla y analizar que es lo que te está diciendo. De este modo, puedes aprender a modular tu conducta sin volverte víctima de tus propias emociones.

 

4. Ser críticos con nuestros pensamientos

Cuestionar tus ideas y no dejarte llevar por los impulsos es la mejor manera de gestionar tus emociones. Porque aunque no parezca, muchos de tus pensamientos surgen de manera automática. A veces son fruto de un razonamiento y en otras no.

El pensamiento no es la realidad, sino un filtro. Te conduce a sentirte de una forma frente a lo que sucede y en ocasiones te lleva por el camino incorrecto.

Sin embargo, puedes lograr esto solo cuando te atrevas a cuestionar esas ideas y no simplemente a dejarte llevar por ellas.

 

5. Medita habitualmente

Está demostrado que la meditación ayuda a prevenir los pensamientos negativos, además reduce la ansiedad y solo 20 minutos al día son suficientes.

Meditar de forma regular y respirar correctamente es una súper opción para reducir la intensidad de las emociones negativas cuando estas aparecen.

 

Aquí puedes aprender a meditar.

Aprender a gestionar tus emociones de manera inteligente implica estar atenta siempre. Puede que al principio sea difícil, pero los beneficios son tan grandes que vale totalmente la pena.

5 claves para entender y gestionar tus emociones
5 claves para entender y gestionar tus emociones
compartir: