La concentración en el trabajo o la oficina es más complicada porque vivimos llenos de pendientes y estrés por cumplir expectativas.

Todos los días hay correos que mandar, juntas que atender, llamadas todo el día, montones de papeles que ordenar o llenar y, además, tenemos que hacerlo todo siempre con buena cara y convivir con personas que están en las mismas que nosotros. ¿Cómo puedes lograr una buena concentración en lo que realmente tienes que hacer?

Aunque no lo creas, la meditación es una herramienta poderosa para esos momentos porque puedes practicarla en cualquier momento y te ayudará a recuperar la capacidad de estar atento a las situaciones que lo ameritan.

RESPIRA

Sí, el estado de meditación puede alcanzarse respirando. Debes hacerlo lentamente, con la concentración plena en ella. Haz inhalaciones suaves, mantén el aire por unos segundos y exhala suavemente de nuevo. Siente como el aire entra y sale, como tus pulmones y estómago se levantan en armonía. Hazlo unos 5 o 10 minutos y verás que te sientes mucho mejor.

LA VELA

Cierra un momento los ojos. Imagina todo en oscuridad y una vela frente a ti. ¿Has visto cómo las velas chisporrotean, se hacen más grandes o pequeñas de vez en vez? Imagínala así, usa toda tu concentración en esa vela y permite que te transmita ese estado de paz, de calma. Luego de unos minutos, abre los ojos y deja que esa calma fluya por tu cuerpo.

USA UN MUDRA

El mudra es la forma en la que colocas tus manos al meditar. Sabemos que no tienes todo el tiempo del mundo, pero toma unos minutos. Siéntate recto y pon tus manos frente al pecho, palma con palma. Ahora toca suavemente sólo las puntas de tus dedos como en la imagen, eleva tu mirada hacia arriba e inhala pegando tu lengua en el paladar superior y despegándola al exhalar. Este mudra calma el estrés y te da energía.

 

Hakini Mudra

Puede ser que al inicio seas un tanto escéptico, pero intentarlo no te va a quitar más que unos minutos al día en medio del caos y quien sabe, es probable que te sientas mejor, con concentración y más energía.

3 poderosos tips para mejorar tu concentración en el trabajo

compartir: