Respirar es un acto natural que puede pasar desapercibido; es mucho más que solo llevar oxígeno a los pulmones, oxigena cada parte del cuerpo y expulsar el dióxido de carbono que es dañino para nosotros.

3 ejercicios de respiración consciente para tu salud mental

Este acto tan simple y natural te permite mantener una conexión con la vida, pero, ¿Cada cuando practicas una respiración consciente?

La respiración consciente te ayudará a conectar con tu momento presente y es una buena manera de reducir los niveles de ansiedad a los que muchas veces nos encontramos sometidos. 

Con dicha técnica logramos alcanzar la calma mental y favorecemos a una posible entrada de pensamientos positivos; esta práctica es muy común en mindfulness pues cada inhalación te trae al momento presente, al aquí y ahora. Cada inhalación y exhalación que se hace con conciencia plena tiene la capacidad para crear un momento único.

Una respiración consiente tiene múltiples beneficios, algunos de ellos son:

  • Aumenta la vitalidad del corazón.
  • Ejercita los pulmones.
  • Favorece el sistema nervioso.
  • Oxigena la sangre.
  • Brinda calma y paz.

Si quieres empezar a practicar la respiración consciente no puedes dejar de practicar estos 3 ejercicios:

Respiración con el diafragma.

Esta técnica es muy fácil y sencilla, te sorprenderá los beneficios que puedes conseguir.

Busca un lugar cómodo y siéntate alineando tu cuello con tu espalda. Luego inhala por la nariz inflando los pulmones expandiendo la caja torácica, abriendo las costillas y exhala por la boca de forma profunda. Puedes apoyar la palma de tu mano en el abdomen para sentir el suave movimiento de esta respiración. Mantén un ritmo constante y suave.

Respiración alterna por fosas nasales

Siéntate cómodamente con la espalda recta y hombros relajados y colora la mano izquierda sobre la fosa nasal izquierda, inhala y exhala con la derecha. Repite ese lado 15 veces a un ritmo tranquilo y natural.

Luego lleva tu mano derecha sobre la fosa nasal derecha y inhala y exhala ahora con tu fosa nasal izquierda. Realiza 15 repeticiones.

Esta técnica sirve mucho para aliviar y calmar la ansiedad y los nervios.

Respiración vibrante

Con los ojos cerrados y en un espacio tranquilo sin ruido. Inhala despacio por la nariz y al exhalar emite un sonido con tu boca, toca tu lengua suavemente con tus dientes y resopla, sentirás un pequeño cosquilleo producido por la vibración.

Concéntrate en este sonido, puedes repetir este ejercicio varias veces, centra tu atención en esta práctica.

Estos 3 ejercicios sirven para concentrarte en una sola actividad, de esta manera bajan tus niveles de estrés o ansiedad que sientas en el momento. Te sentirás más tranquilo y podrás continuar con tu día o terminarlo de manera calmada.

3 ejercicios de respiración consciente para tu salud mental

compartir: