10 beneficios de la meditación para niños y niñas- Plenilunia

La meditación es una práctica cada vez más recurrida entre las personas que buscan reducir el estrés, la ansiedad y mejorar la concentración. Sin embargo, ¿sabías que también puede ser beneficiosa para los niños? Expertos en mindfulness te cuentan más sobre esto.

De acuerdo con Gina Chapa, especialista en psiquiatría Infantil, “los niños enfrentan un mundo lleno de distracciones y estímulos constantes, por lo que la meditación puede ser una herramienta poderosa para poder ayudarles a aprender a concentrarse, reducir el estrés y la ansiedad, y desarrollar habilidades para manejar las emociones”.

10 beneficios de la meditación para niños y niñas- Plenilunia

La meditación puede ayudar a los niños a aprender a manejar sus emociones, lo que puede ser útil en situaciones de presión académica o social.

La meditación puede ayudar a los niños a mejorar su bienestar emocional y mental, y a desarrollar habilidades importantes como la atención plena y la autorregulación.

Investigaciones han develado que la meditación puede tener un impacto positivo en la salud mental de los niños. Un estudio de 2015 publicado en la revista “Pediatrics” encontró que los niños que participaron en un programa de meditación en la escuela tenían menos síntomas de ansiedad y depresión que aquellos que no lo hicieron.

Otro estudio de 2016 publicado en la revista “Mindfulness”, encontró que los niños que meditaron regularmente mostraron una mejora en su capacidad de atención y en su memoria de trabajo.

Beneficios de la meditación para los niños

La meditación puede tener muchos beneficios para los niños, algunos de los cuales incluyen:

10 beneficios de la meditación para niños y niñas- Plenilunia

1 Reducción del estrés y la ansiedad

La meditación puede ayudar a los niños a aprender a manejar sus emociones, lo que puede ser útil en situaciones de presión académica o social.

2 Mejora de la concentración

La meditación puede ayudar a los niños a desarrollar habilidades para enfocarse y concentrarse mejor.

Mejora del bienestar emocional: La meditación puede ayudar a los niños a desarrollar habilidades para regular sus emociones y comportamiento.

3 Mejora de la memoria y la capacidad de aprendizaje

La meditación puede ayudar a los niños a desarrollar habilidades para recordar y aprender mejor.

4 Desarrollo de habilidades sociales

La meditación puede ayudar a los niños a desarrollar habilidades para comunicarse y relacionarse mejor con los demás.

5 Regulación emocional

La meditación puede ayudar a los niños a reconocer y manejar sus emociones de manera más efectiva, lo que puede llevar a una mayor estabilidad emocional y bienestar general.

6 Mejora del sueño

La meditación puede contribuir a mejorar la calidad del sueño, lo que es esencial para el crecimiento y el desarrollo adecuado de los niños.

7 Fortalecimiento del sistema inmunológico

Algunos estudios sugieren que la meditación puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico, lo que puede resultar en una mayor resistencia a enfermedades y una recuperación más rápida.

8 Desarrollo de habilidades de resolución de problemas

La meditación puede enseñar a los niños a abordar los problemas de manera más calmada y reflexiva, lo que puede mejorar sus habilidades de resolución de problemas y toma de decisiones.

9 Aumento de la autoestima y la confianza en sí mismos

Al aprender a comprender y aceptar sus emociones y pensamientos, los niños pueden desarrollar una mayor autoestima y confianza en sí mismos.

10 Fomento de la creatividad

La meditación puede ayudar a los niños a despejar sus mentes y a acceder a su creatividad de manera más efectiva, lo que puede ser beneficioso en actividades artísticas y académicas.

¿Desde cuándo un niño puede comenzar a meditar?

Especialistas señalan que no hay una edad específica recomendada para comenzar a meditar, ya que los niños pueden invocar a practicar la medicación a la edad y las habilidades del niño.

10 beneficios de la meditación para niños y niñas- Plenilunia

Para los niños más pequeños, se pueden usar diferentes estrategias de meditación simples, como la respiración profunda y la visualización. A medida que los niños crecen, pueden introducirse prácticas más avanzadas, como la atención plena y la meditación en movimiento.

El simple acto de enseñarles a los niños a parar, enfocarse y solo respirar es un gran habito que se puede enseñar a los niños, ya que además de los beneficios físicos, la meditación calma el sistema nervioso y disminuye la cantidad de hormonas de estrés.

Con información de TILA.

Publicado originalmente en: Plenilunia

compartir: